La ministra argentina de Salud visitó el Instituto Nacional de Alimentos de la ANMAT

Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
27 Jul. 2022
La ministra argentina de Salud visitó el Instituto Nacional de Alimentos de la ANMAT

Durante el encuentro se puso en valor el equipamiento de alta complejidad que fue adquirido a partir del año 2020 en el marco del fortalecimiento de las capacidades analíticas del INAL por un valor de 25 millones de pesos.

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, visitó junto a la secretaria de Acceso a la Salud, Sandra Tirado, el Instituto Nacional de Alimentos (INAL) dependiente de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT). Allí fueron recibidas por el titular de la ANMAT, Manuel Limeres, la subadministradora nacional, Valeria Garay, y la directora nacional del Instituto, Mónica López, quienes presentaron las principales líneas de trabajo que el INAL está llevando adelante en el marco del Plan Estratégico ANMAT 2020-2023.

Además, se realizó una recorrida por el laboratorio del Instituto, sede del Laboratorio nacional de referencia de Alimentos, donde se puso en valor el equipamiento de alta complejidad que fue adquirido a partir del año 2020 en el marco del fortalecimiento de las capacidades analíticas del INAL por un valor de 25 millones de pesos.

En el encuentro, Vizzotti destacó la importancia del trabajo articulado entre el Ministerio de Salud y la ANMAT, y remarcó que “estas inversiones parten de decisiones políticas que apuntan a obtener resultados concretos para el cuidado de la salud de la población”.

Por su parte, el titular de la ANMAT, Manuel Limeres, subrayó el “esfuerzo realizado para la adquisición de nuevo equipamiento de laboratorio que permitió fortalecer los procesos de fiscalización y control”.

A su turno, Mónica López resaltó el “profesionalismo de los equipos del INAL”, así como también “el trabajo realizado en conjunto con todas las bromatologías provinciales”.

Mediante las inversiones realizadas a partir del 2020, se sumaron a los equipos existentes un equipo de UPLC con detectores de arreglo de diodos, fluorescencia e índice de retracción, que se utiliza principalmente en las determinaciones analíticas necesarias para verificar el cumplimiento de la Ley de Promoción de la Alimentación Saludable, dos lectores de placas de ELISA usados para la determinación de alérgenos alimentarios, una cabina de bioseguridad usada para la realización de análisis microbiológicos, un microscopio binocular de alta resolución con pantalla LED asociada para el servicio de microscopía, y un espectrofotómetro para la determinaciones físico químicas de alimentos y envases.

A la adquisición de equipos debe sumarse la inversión efectuada a la acreditación de metodologías analíticas bajo la norma internacional ISO/IEC 17.025:2017 ante el Organismo Argentino de Acreditación (OAA). De esta forma, durante el año 2020 se obtuvo esta distinción para seis ensayos de laboratorio: aflatoxina M1 en leche, aflatoxinas B y G en maní y productos derivados, aflatoxina B y G en maíz y productos derivados, perfil de ácidos grasos en aceites vegetales, extinción especifica en aceites de oliva, salmonella spp en fórmulas en polvo para lactantes.

Actualmente, se están llevando a cabo las auditorías para ampliar el alcance de acreditación obtenido sumando nueve metodologías más: ocratoxina A en café, gluten en alimentos farináceos, acidez en aceites vegetales, perfil de ácidos grasos en materia grasa rumiante, materia ajena y extraña en orégano, grado alcohólico en bebidas destiladas, sodio en matrices farináceas, arsénico, plomo y cadmio en agua de consumo, cronobacter zakazakii en fórmulas en polvo para lactantes.


Mercado