La norteamericana VeriSIM Life adquiere la startup Molomics Biotech

Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
23 May. 2022
La norteamericana VeriSIM Life adquiere la startup Molomics Biotech

La startup Molomics, especializada en la I+D de tecnologías ‘deep tech’ aplicadas al diseño de fármacos innovadores, acaba de ser adquirida por la biotecnológica californiana VeriSIM Life.

La compañía norteamericana VeriSIM Life -un referente global en tecnologías de inteligencia artificial para el desarrollo de fármacos- ha adquirido la ‘deep tech’ Molomics Biotech, propietaria de una tecnología patentada que combina la inteligencia colectiva humana con la artificial para el diseño de nuevas moléculas terapéuticas.

Molomics es el último caso de éxito de un proyecto emprendedor desarrollado en el ecosistema del Parque Científico de Barcelona. Creada en 2015 por Jascha Blobel (CEO), Giovanni Cincilla (CSO) y Simone Masoni, (CTO), la mayoría de su capital estaba en manos del equipo fundador, lo que ha garantizado una ejecución ágil de su plan de negocio y la maximización del beneficio para sus inversores.

En virtud de la transacción, cuyo importe no ha trascendido, la gran mayoría de accionistas recibirán también participaciones en VeriSIM Life, que levantó $15 millones en una ronda Series A en enero de este año.

Desde su sede en el Parque Científico de Barcelona, Molomics culminó el desarrollo de una tecnología patentada, cuya innovación radica en que integra la inteligencia colectiva humana con la inteligencia artificial para determinar en tiempo real nuevas estructuras químicas con alta actividad terapéutica y propiedades farmacológicas superiores a los medicamentos actualmente desarrollados o comercializados. Esta combinación de métodos de aprendizaje automático (machine learning) y el conocimiento de especialistas en este campo permite reducir el número de moléculas que se ensayan inútilmente, lo cual puede representar un ahorro de cientos de millones de euros para la industria farmacéutica.

Molomics ha utilizado este enfoque para avanzar un tratamiento para la enfermedad de Parkinson que aborda la discinesia inducida por levodopa, un trastorno del movimiento asociado a esta patología y que puede provocar una importante discapacidad física en los afectados.

La tecnología de Molomics complementa la plataforma de inteligencia artificial BIOiSIM™ de VeriSIM para mejorar aún más las tasas de éxito en el descubrimiento, desarrollo y aprobación de nuevos fármacos para las enfermedades más desafiantes que afectan a la humanidad. La combinación de ambas herramientas computacionales de última generación permitirá a los investigadores realizar una verificación previa de nuevos fármacos en menos tiempo y con costes reducidos, aumentando así la tasa de éxito en el desarrollo clínico.

Esta adquisición representa un paso considerable en nuestra estrategia para acelerar un crecimiento a largo plazo y complementar nuestra plataforma informática patentada para desarrollar terapias efectivas con mayor rapidez y precisión que los métodos tradicionales”, explica la Dra. Jo Varshney, fundadora y directora ejecutiva de VeriSIM Life. “Junto con los avances en la investigación de la enfermedad de Parkinson, planeamos cubrir el espectro completo del diseño y desarrollo de fármacos para el tratamiento de enfermedades neurológicas, oncológicas y otras que amenazan la vida”.

Estamos encantados de unirnos al equipo de VeriSIM Life e incrementar la capacidad de una plataforma de predicción traslacional, ya poderosa con nuestra tecnología única y altamente complementaria”, afirma el Dr. Jascha Blobel, CEO de Molomics. “Nuestra colaboración ha logrado resultados iniciales prometedores, y creemos que lo mejor está por llegar”.

Desde su creación, Molomics ha levantado más de 1 millón de euros de capital público y privado. Además de recibir, desde sus inicios, el apoyo financiero del Ministerio de Ciencia e Innovación -a través del Programa Torres Quevedo- también ha contado con el respaldo de la Michael J. Fox Foundation en sus proyectos dirigidos a la enfermedad de Parkinson.


Laboratorios