En México, los casos de hipertensión son más frecuentes entre personas que viven con obesidad

Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
19 May. 2022
En México, los casos de hipertensión son más frecuentes entre personas que viven con obesidad

Desde 2010, diversos estudios han demostrado la asociación entre obesidad e hipertensión.

La hipertensión es una enfermedad crónica que se presenta con mayor frecuencia entre la población con más carencias socioeconómicas, como documentó el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), en un estudio en el que participaron 7,838 adultos mexicanos mayores de 20 años.

Los datos existentes en la literatura científica demuestran la asociación clara que existe entre la obesidad y la hipertensión, ya que el exceso de tejido adiposo inicia una serie de eventos que dan lugar a la elevación de la presión arterial. Por esto se afirma que la hipertensión provocada por el sobrepeso y la obesidad es una vía común en adultos.

Previo a la conmemoración del Día Mundial de la Hipertensión, que se conmemora el 17 de mayo, Edurne Sandoval Diez, gerente medico de Johnson & Johnson MedTech México, detalló por qué es importante observar este vínculo entre hipertensión y obesidad como comorbilidades.

Contribuye al reconocimiento de la necesidad del abordaje de la obesidad como enfermedad crónica más allá que como un factor de riesgo para el desarrollo de comorbilidades, brindando así un abordaje integral y multidisciplinario que implícitamente integra el seguimiento a largo plazo de los pacientes, de manera que se pueda reducir el riesgo que presentan a diversas enfermedades, como es la hipertensión, y de esta manera mejorar su calidad de vida”, explicó Edurne Sandoval Diez, gerente medico de Johnson & Johnson MedTech México.

El mismo estudio del Instituto Nacional de Salud Pública indica que, entre la muestra de 7,838 adultos mexicanos estudiados, aquellos con obesidad diagnosticada tuvieron una prevalencia de Hipertensión Arterial (HTA) 1.8 veces más alta que los adultos con Índice de Masa Corporal (IMC) normal. Asimismo, entre los participantes con obesidad abdominal (cintura >80 cm en mujeres y >90 cm en hombres) con diagnóstico previo de diabetes o diagnóstico previo de insuficiencia renal, el porcentaje de diagnóstico de HTA fue más alto que entre participantes sin estas patologías.

A nivel internacional, la asociación entre hipertensión y diabetes ha originado llamados a la población de las sociedades médicas más influyentes debido a la elevación del riesgo cardiovascular que presenta. Por ejemplo, en su edición más reciente del 2 de mayo 2022, la revista Cardiology Magazine, del Colegio Americano de Cardiología recordó que el abordaje integral de la obesidad necesariamente requiere la comprensión de los mecanismos fisiopatológicos de la asociación hipertensión-obesidad.

La hipertensión es atribuible principalmente a hábitos dietéticos y de estilo de vida subóptimos y todos los pacientes deben ser educados sobre el papel que desempeñan en el control de los niveles de la presión arterial (PA). Las intervenciones en el estilo de vida son fundamentales para la prevención y el tratamiento de la hipertensión y proporcionan reducciones clínicamente significativas en la PA independiente o adicionalmente a las terapia farmacológicas”, subraya Cardiology Magazine.

La HTA causa anualmente 9.4 millones de muertes en el mundo y contribuye al 12.8% de la mortalidad por todas las causas4, por ello es imperativo hablar sobre las opciones de tratamiento que puedan coadyuvar a reducir la incidencia de esta enfermedad. De acuerdo con el estudio GATEWAY, desarrollado por el 'Hospital do Coração - HCor' de Brasil y soportado por Ethicon® de Johnson & Johnson MedTech, se descubrió que en 100 pacientes con HTA sometidos a algún tipo de cirugía bariátrica (como el bypass) redujeron 30% el uso de medicamentos y, a un año después de la cirugía, más de la mitad (51%) mostró remisión y no necesitó de ningún medicamento para el control de la presión arterial.

Cada paciente tiene la oportunidad de intervenir a favor de su salud en temas como la hipertensión. Controlar los factores que aumentan el riesgo, como el sobrepeso y obesidad, son una de las maneras de evitar o controlar la presión arterial elevada y otras condiciones que pueden generar un riesgo elevado de complicaciones o incluso la muerte, como infarto agudo al miocardio, fallas cardiacas e incluso amentar el riesgo de muerte asociada al virus SARS- COV- 2”, puntualizó Edurne.

Campañas de educación como Decido por mi ayudan a los pacientes a empoderarse y enfrentar muchos de los factores que contribuyen al desarrollo o descontrol de la hipertensión, y a mejorar su calidad de vida.


Cardiovascular