Pharma y Biotech: investigación, desarrollo, innovación y nuevas oportunidades

Ver por categoría:
Enviar a un amigo

Enero 2022
Pharma y Biotech: investigación, desarrollo, innovación y nuevas oportunidades
Por
Begoña Basterretxea. I+D Biotech y Nutracéuticos. Quinton.*

Una visión global tras la pandemia COVID-19.


La pandemia protagonizada por la COVID-19 ha obligado a las empresas farmacéuticas y Biotech a poner su foco de lleno en las prioridades inmediatas. Sin embargo, el diseño y desarrollo de estrategias para el mañana en materia de investigación son el aspecto clave para prosperar en el futuro.

Los líderes de las compañías farmacéuticas están sumergidos en un cambio sin precedentes. Esto era ya una realidad antes de llegar la COVID-19, y por extensión lapandemia y la recesión económica, que han provocado un cambio de paradigma radical en cómo las compañías farmacéuticas y biotecnológicas enfocan sus futuros pasos.

Las organizaciones se enfrentan hoy a un nuevo conjunto de desafíos. Pese a que la pandemia haya estimulado durante este último año la adopción de tecnologías, ciertadigitalización y otras innovaciones que ayudan a respaldar un trabajo virtual, conectado y en constante evolución.

La industria biofarmacéutica basada en la investigación es uno de los sectores más innovadores del mundo. Durante el siglo pasado adoptó un rol único en el desarrollo de nuevos medicamentos y vacunas, así como otros mejorados, con el objetivo de prevenir y ofrecer tratamiento a muchas enfermedades. Es también gracias a la innovaciónen Pharma y Biotech que las sociedades tuvieron la oportunidad de prosperar a través de una vida más saludable. Esta industria tiene unas características únicas, hecho que ha quedado aún más patente a medida que todo el planeta se ha situado en una búsqueda permanente de soluciones para el abordaje COVID-19.

La innovación en la industria Pharma & Biotech es un factor que impulsa muy de cercalos resultados de salud pública y de carácter comercial. Además del gran interésexistente en el rastreo de esta innovación como un KPI del éxito, no se consigue unanimidad en cómo o cuál es la mejor forma de medir la innovación de un modo efectivo en este sector. Como ocurre con otros campos o atributos, en la industria farmacéutica, cualquier evaluación que se haga de la innovación va a depender del prisma desde el cual se evalúe. El número de fármacos que han sido aprobados recientemente o el número de candidatos a medicamentos según las diversas fases en su proceso de desarrollo, son las principales métricas para la innovación de medicamentos. Pero hay más.

Investigación & Desarrollo: a qué cifras nos enfrentamos
Para dimensionar el papel que juega la industria biofarmacéutica, no solo en materia COVID-19, si no como principal agente en la mejora y evolución de la salud pública y como uno de los mayores contribuyentes a la economía mundial, se deben tener en cuenta algunas cifras.

Además de la aportación de los medicamentos y vacunas a la sostenibilidad de los sistemas de salud, según el informe de la IFPMA, Hechos y cifras 2021: La industria farmacéutica y la salud global, la industria biotecnológica y farmacéutica contribuye al PIB mundial con 1.383 mil millones de dólares y da empleo a casi 5,5 millones de personas a nivel mundial.

Hay más pruebas de la tremenda potencia del sector Pharma & Biotech. Atendiendo a las estadísticas de la Comisión Europea, en 2018, de las 50 empresas líderes mundiales en I+D, 23 de ellas pertenecían a este sector. En este mismo año, el gasto en I+D del sector se incrementó en un 6,5% con respecto al ejercicio anterior, lo que reforzó aún más su posición como sector líder en inversión destinada a R&D.

Desde el año 2010, las cifras de inversión del sector biofarmacéutico en I+D han ido en aumento, pasando de 129($bn) en el año 2010 a una previsión de 213($bn) en 2024. I+D en Pharma y Biotech: Innovación en potencia

El objetivo y la importancia del estudio, la innovación y el desarrollo en esta industria radica en su compromiso continuo basado en la investigación para mejorar la calidad de vida de las personas.

La industria biofarmacéutica trabaja en innovaciones que están transformando hoy la atención médica tal como la conocemos. Ayudan a abordar necesidades médicas insatisfechas. En la actualidad, los científicos están descubriendo los nuevos tratamientos que transformarán la vida de las generaciones futuras.

Los ensayos clínicos han incrementado su volumen en los últimos 5 años. En el año 2020, comenzaron a diseñarse cerca de 5.000 ensayos clínicos nuevos, a pesar del stand by causado por la pandemia.

El impacto I+D de la industria Pharma & Biotech en la salud global
La calidad de vida de los pacientes y su longevidad ha mejorado notablemente gracias a la investigación y el desarrollo llevados a cabo por parte de la industria. Una parte importante de esta mejora viene de la mano de los avances tecnológicos asociados a la investigación, ya que han abierto muchas vías novedosas de cara a la prevención y el tratamiento mejorado de muchas enfermedades.

A nivel mundial, durante los últimos 50 años la esperanza de vida se ha visto incrementada aproximadamente en unos 20 años. El mundo no cesa en su enfrentamiento a nuevos desafíos médicos, y con ello, avances farmacéuticos y biotecnológicos siguen viendo la luz.

En la actualidad, hay 2.740 medicamentos en desarrollo para el cáncer. Si bien es cierto, aunque se han logrado grandes avances, la lucha contra el cáncer es uno de los mayores desafíos de salud global de nuestro tiempo. Gracias al estudio en profundidad del ADN y del genoma, se ha conseguido una comprensión mucho más exhaustiva de la enfermedad y de los posibles mecanismos para vencerla. Teniendo en cuenta que existen más de dos centenares distintos de tipos de cáncer y que cada uno se diagnostica y trata de una forma diferente, la evolución de la ciencia que aporta día a día la empresa pharma y biotech proporciona nuevas soluciones y tratamientos innovadores clave para salvar y prolongar la vida de estos pacientes. Las inversiones en I+D están ofreciendo las técnicas y herramientas que se precisan para disminuir de forma exponencial los costes de la secuenciación genética que necesitarían los médicos y otros profesionales sanitarios para tratar a cada paciente oncológico a través de una combinación de medicamentos personalizada.

Aquí entra en juego el sistema inmunológico. A través de la inmunoterapia se están consiguiendo resultados muy prometedores. Aumentar la fuerza del sistema inmunológico del paciente permite que este ataque a las células tumorales, lo que puede dar lugar así a un diagnóstico libre entonces de cáncer. Otras formas de inmunoterapia muy avanzadas, como la transferencia de células adoptivas, sitúa a los avances en I+D en una posición realmente victoriosa para ayudar a hacer realidad un mundo sin cáncer.

Otras cifras relevantes en el desarrollo de tratamientos para patologías, muchasd de ellas idiopáticas, responden a los 1.535 medicamentos en desarrollo en el campo de la inmunología, 1.323 para patologías digestivas, 1.498 en neurología o los 1.213 destinados a enfermedades infecciosas, entre otros.

Las empresas biotecnológicas y farmacéuticas basadas en la investigación o con una fuerte perspectiva hacia esta son responsables de la mejora de la salud mundial a través de sus desarrollos innovadores en materia de medicamentos, productos sanitarios o incluso en el diseño y puesta en marcha de diferentes programas en el área educativa, divulgativa, o aplicación de tratamientos a colectivos con una determinada deficiencia o susceptibilidad en cada caso concreto, para la mejora de la salud y calidad de vida de los pacientes.

La mejor inversión a largo plazo
Y de ahí su magnitud. La salud es el mayor activo de toda la población. Los sistemas de salud necesitan una asignación de recursos adecuada, diseñada de forma estratégica y suficiente para funcionar de forma óptima. Según los distintos países del mundo, cada sistema sanitario presenta una prioridad diferente, y con ello la significativa variedad en los recursos que le son asignados.

No es extraño atender a escenarios de países en vías de desarrollo que, pese a su evolución, no han llegado a poder asignar un 15% de sus presupuestos anuales a la mejora del sector de la salud, habiendo recibido entonces importantes ayudas de medicamentos y productos sanitarios, así como prestación de servicios por parte del sector privado. Con ello queda patente la crucial relevancia de la colaboración; aspecto que ha quedado revelado aún más intensidad si cabe ante la crisis del coronavirus.

Aquellos sistemas de salud potentes y con capacidad de resilencia deben posicionarse como la defensa óptima de primera línea en la lucha, no solo contra pandemias, si no contra la gran diversidad de amenazas para la salud a las que nos enfrentamos a diario.

Un gasto que no cesa en su crecimiento. Cifras a nivel mundial señalan un gasto anual que se correspondería con el 10% del PIB. Un sistema de salud sólido presenta una necesidad indispensable marcada por la planificación de carácter estratégico, así como un compromiso político por parte de los diferentes países. No solo se trata se servicios sanitarios, si no de que las autoridades responsables puedan poner a disposición de la población, en cantidad, tiempo y forma, los medicamentos, vacunas y productos sanitarios necesarios. Los sistemas de salud, en un fuerte lazo de unión con la industria farmacéutica y biotecnológica, conforman la base de la seguridad sanitaria global.

* Docente área Pharma - Especialista en Medicina Integrativa [Fertilidad Funcional y Maternidad] y Rendimiento deportivo.