Coronavirus: Pacientes recuperados pueden ayudar a enfermos que luchan contra la infección

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informacion con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
13 May. 2020
Coronavirus: Pacientes recuperados pueden ayudar a enfermos que luchan contra la infección

A través del uso de plasma convaleciente de pacientes diagnosticados y recuperados de SARS-COV (coronavirus) los profesionales médicos pueden encontrar una herramienta terapéutica para los enfermos que actualmente luchan contra la infección.

El plasma de convaleciente es aquel rico en anticuerpos (en este caso anticuerpos COVID-19 como respuesta del sistema inmunitario para combatir el virus), y al ser infundido a un paciente enfermo le proporciona ayuda en el proceso de recuperación.

Cuando se administra plasma convaleciente a una persona susceptible a COVID-19, estos anticuerpos circularán en la sangre, alcanzarán los tejidos y mitigarán la gravedad de la infección. Dependiendo de la cantidad y composición de anticuerpos, la protección conferida por la inmunoglobulina transferida puede durar de semanas a meses, logrando en muchos casos buena respuesta clínica así como disminuir la estadía de internación con buena tolerancia.

Actualmente, el único tipo de anticuerpos disponible para uso inmediato se encuentra en el plasma humano de pacientes convalecientes. A medida que más personas contraigan COVID-19 y se recuperen, el número de donantes potenciales continuará aumentando.

La experiencia de brotes anteriores con otros coronavirus, como el SARS-CoV-1 o el ébola en 2013, muestra que el plasma convaleciente contiene anticuerpos neutralizantes contra el virus. De manera que lo mismo sucedería en el caso del virus  SARS-CoV-2: la terapia pasiva de anticuerpos sería una terapéutica posiblemente eficaz y con escasas o nulas reacciones adversas.

Antes del advenimiento de la terapia antimicrobiana en la década de 1940, éste era el único medio de tratar muchas enfermedades infecciosas. En Argentina, la terapia pasiva con anticuerpos se remonta a la década del 70 como tratamiento en la Fiebre Hemorrágica.

Terapia con plasma convaleciente en el Hospital Alemán
El Servicio de Hemoterapia junto al de Infectología y Clínica Médica del Hospital Alemán, han desarrollado un protocolo para el uso de plasma convaleciente en el paciente con infección moderada a grave por Covid-19. El mismo contempla desde la elección del donante (paciente recuperado), la obtención del plasma por aféresis hasta la transfusión y la evolución de quien lo recibe (hemovigilancia).

Es importante destacar que para confeccionar dicho protocolo se realizó una revisión exhaustiva, tanto de los casos clínicos tratados con pacientes con COVID-19, las publicaciones de instituciones prestigiosas como el John Hopkins Hospital y la Clínica Mayo,  hasta los antecedentes de esta terapéutica que fue utilizada en otras situaciones con virus emergentes”, detalla Miriam María Méndez (MN 114.480), Jefa del Servicio de Hemoterapia Hospital Alemán.

El Servicio de Hemoterapia recibe donantes de plasma recuperados de Covid para el tratamiento de pacientes internados. Para más información llamar al 4827-7283 de lunes a viernes de 8.00 a 15.00.


Antiinfecciosos