9 de cada 10 pacientes con la leucemia más frecuente ya pueden tratarse sin quimioterapia

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informacion con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
09 Oct. 2019
9 de cada 10 pacientes con la leucemia más frecuente ya pueden tratarse sin quimioterapia

Todos los avances terapéuticos que se desarrollan a nivel mundial van siendo aprobados en Argentina, lo que abre nuevos horizontes para los pacientes. El abordaje de la leucemia linfocítica crónica, la más frecuente en adultos, ha cambiado radicalmente en los últimos años.

Una combinación de dos medicamentos había demostrado frenar la enfermedad en 9 de cada 10 pacientes, pero se indicaba una vez que la persona recaía tras tratarse con otras opciones. Ahora se puede ganar tiempo y no esperar a que el cuadro avance o empeore, sino que puede ser tratado con esta novedad terapéutica tras el diagnóstico, si así lo considera su médico.

Los pacientes con leucemia linfocítica crónica (LLC), un subtipo que representa el 30% de los casos de leucemia y es la más frecuente en adultos, han tenido muy buenas noticias en los últimos años. La asociación ALMA, que acompaña a pacientes con leucemias, celebra cada avance que mejore la calidad de vida y el pronóstico de los pacientes. Por eso, destacaron que, días atrás, se aprobó en Argentina -como primera línea- una combinación de medicamentos que logra la remisión en 9 de cada 10 pacientes, lo que implica que quienes reciben un diagnóstico de esta condición pueden acceder a este como primera opción, si así lo considera su médico. Este fue uno de los temas abordados en el XXIV Congreso Argentino de Hematología, que se celebró del 2 al 5 de este mes en Mendoza.

Estamos viviendo una verdadera revolución en el abordaje de las leucemias. Afortunadamente, cada vez contamos con más y mejores opciones que generan un beneficio real y cambian la vida de los pacientes, tanto en sobrevida como en calidad de vida”, explicó Fernando Piotrowski, Director Ejecutivo de la asociación ALMA.

La LLC es una enfermedad oncohematológica de lenta evolución que afecta dos veces más a los varones que a las mujeres y representa el 30% de todos los tipos de leucemia. Suele aparecer, en promedio, a los 71 años.

Hasta hace unos años, el tratamiento de cabecera para esta leucemia era la quimioterapia, que -si bien sigue siendo una herramienta muy útil para distintos tipos de cáncer- suele traer aparejada un gran impacto en la calidad de vida de los pacientes por sus numerosos efectos adversos. Esta combinación de medicaciones con que contamos ahora, libre de quimioterapia, ataca específicamente a las células enfermas, por lo que, además de lograr resultados sin precedentes, es mucho mejor tolerada”, explicó la Dra. Alicia Enrico, Jefa de Hematología del Hospital Gutiérrez de La Plata.

El Dr. Marcelo Mosso, médico hematólogo del Hospital Central de Mendoza, detalló que “ahora esta novedad pasa a tener indicación de primera línea, lo que implica que si un paciente es recién diagnosticado, se le puede indicar directamente este tratamiento, sin pasar por quimioterapia u otras opciones, y además esta es la alternativa que demostró obtener mejores niveles de remisión que cualquier otra. Hasta ahora, se debía iniciar con otro tratamiento y, si recaía, pasar a esta u otra combinación”.

Otro aspecto muy importante es que en estudios se vio que el tratamiento se indica únicamente durante un año, se logra la remisión y la enfermedad no regresa. En otras leucemias, el paciente debe tomar la medicación de por vida. Esta diferencia es muy valorada por los pacientes, pero también ahorra costos a los sistemas de salud”, sostuvo la Dra. Enrico.

Al respecto, Fernando Piotrowski, remarcó la importancia de seguir trabajando “para que cada vez más pacientes diagnostiquen tempranamente su condición y accedan a la alternativa terapéutica que su médico considere la más indicada para controlar su enfermedad. Asimismo, es importante que se siga investigando para desarrollar cada vez más y mejores tratamientos, aunque en los últimos años ha cambiado radicalmente el abordaje de las leucemias”.

Desde ALMA trabajamos día a día para que quienes están transitando una de estas enfermedades oncohematológicas estén informados, empoderados, sean protagonistas de su tratamiento y puedan transitar su enfermedad de la mejor manera posible. Nosotros somos pacientes, así que sabemos lo que representa atravesar una situación así. En ese sentido, sabemos que en nuestro país contamos con especialistas de primer nivel, con buenos centros de salud especializados y, sumado a los avances terapéuticos, somos sumamente optimistas con respecto al futuro de los pacientes”, detalló el Sr. Piotrowski.

Si bien los distintos tipos de leucemia presentan singularidades, algunos de los síntomas que pueden alertar su presencia son fiebre, sudoración nocturna, inflamación de los ganglios del cuello, axilas o ingle, fatiga persistente, picazón o sarpullido, infecciones frecuentes, dolor articular, pérdida de peso y falta de apetito.

Aunque es posible que refieran a otras condiciones, si se presenta alguno de estos es pertinente generar una consulta con el especialista. En la LLC en particular, cerca del 70% suele ser diagnosticado durante un análisis de rutina. En ocasiones, no es necesario iniciar inmediatamente el tratamiento, sino que se lo debe controlar periódicamente para monitorear si la enfermedad avanza, algo que puede no suceder nunca.


Cáncer