La combinación de tres medicamentos ayuda a frenar un tipo mortal de cáncer de piel

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informacion con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
07 Jun. 2019
La combinación de tres medicamentos ayuda a frenar un tipo mortal de cáncer de piel

Un equipo de investigación liderado por la Universidad de California (UCLA) ha identificado una combinación de tres medicamentos que podría resultar ser una nueva terapia eficaz para personas con un tipo específico de melanoma avanzado.

El enfoque es prometedor para alargar la vida de las personas con un tipo de melanoma que contiene una potente mutación genética, BRAF V600E. En los ensayos clínicos, pareció no causar los efectos secundarios debilitantes causados por una combinación de un medicamento dirigido y un medicamento de inmunoterapia.

Los investigadores encontraron que las personas con melanoma sobrevivieron más tiempo sin que el cáncer progresara o creciera cuando recibieron una combinación de dos inhibidores dirigidos que bloquean la mutación BRAF (dabrafenib y trametinib) y un medicamento inhibidor del punto de control inmunitario (pembrolizumab) como tratamiento inicial para su enfermedad.

"Utilizar los tres medicamentos en conjunto sensibilizó al propio sistema inmunológico del paciente para reforzar el poder de la inmunoterapia y bloquear el crecimiento de dos genes, BRAF y MEK, que hacen que las células cancerosas se reproduzcan y se vuelvan fuera de control", explica el doctor Antoni Ribas, autor principal del artículo, profesor de Medicina en la Escuela de Medicina David Geffen de la UCLA y director del Programa de Inmunología de Tumores del Centro Integral del Cáncer de la UCLA.

En el ensayo de la fase dos, los que recibieron la combinación de tres fármacos tuvieron una supervivencia libre de progresión, lo que significa que la enfermedad no empeoró ni progresó durante un promedio de 16 meses. Los que recibieron trametinib, dabrafenib y un placebo vivieron durante un promedio de 10,3 meses sin que la enfermedad progresara.

Aproximadamente 94.000 estadounidenses son diagnosticados con melanoma cada año, y alrededor de 7.000 personas mueren a causa de la enfermedad cada año. Alrededor de la mitad de las personas diagnosticadas con melanoma metastásico son portadoras de la mutación BRAF.

Estudios anteriores han encontrado que el uso de uno de los tres medicamentos por sí solo puede reducir drásticamente los tumores en un pequeño porcentaje de personas con melanoma. Sin embargo, la mayoría de los pacientes que reciben tratamiento no experimenta ningún beneficio o terminan sufriendo una recaída. Las combinaciones de dos medicamentos también se han probado, pero también han tenido un éxito limitado.

"Los intentos anteriores de combinar un agente dirigido con un inhibidor del punto de control inmunitario como una terapia de combinación doble tuvieron efectos secundarios debilitantes para los pacientes, y era demasiado tóxico para continuar con las pruebas, por lo que volvimos atrás -reconoce Ribas, quien es también el director del Instituto Parker para el Centro de Inmunoterapia del Cáncer en UCLA-. Descubrimos que al usar dos inhibidores dirigidos, en lugar de solo uno, en combinación con un inhibidor de punto de control, podríamos tratar el cáncer de manera segura y efectiva".

En el ensayo de la fase uno, los científicos probaron la combinación de tres fármacos para garantizar la seguridad en 15 personas con melanoma metastásico mutado por BRAF. En 11 de ellos, los tumores se contrajeron y se mantuvieron estables y no volvieron a crecer durante 12 a 27 meses.

Después de que la primera fase del estudio demostrara que la combinación de medicamentos era segura, la siguiente fase incorporó a 120 personas en 22 lugares de todo el mundo. La mitad de los pacientes recibió la combinación de tres medicamentos, y la otra mitad dos medicamentos dirigidos y un placebo en lugar del medicamento de inmunoterapia.

A pesar de que el ensayo fue aleatorio, el grupo de tres fármacos tenía más pacientes con un pronóstico más precario que el brazo de placebo. En cualquier caso, a las personas en el grupo de tres medicamentos les fue mejor, con una supervivencia libre de progresión que duró un promedio de casi seis meses más que la media de las personas que recibieron placebo.

"Los resultados de la terapia triple son mucho más alentadores que las combinaciones de terapia doble con estos fármacos -destaca Ribas-. Con esta triple combinación, estamos haciendo dos cosas a la vez: usar los dos inhibidores para impedir que el cáncer se propague y estimular el sistema inmunológico. Una respuesta inmunitaria tiene la capacidad de recordar a los invasores externos y ayudar a proteger al cuerpo de infecciones similares en el futuro, por lo que obtener una respuesta inmune al cáncer tiene como objetivo tener respuestas más duraderas a la terapia".


Cáncer