El sobrepeso, vinculado al aumento del riesgo de mortalidad tras un 'bypass'

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informacion con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
04 Jun. 2019
El sobrepeso, vinculado al aumento del riesgo de mortalidad tras un 'bypass'

Una nueva investigación presentada en el congreso 'Euroanaesthesia', que este año se celebró hasta el pasado lunes en Viena, Austria, muestra que la mortalidad en pacientes que se sometieron a una cirugía de bypass cardiaco fue cuatro veces mayor en individuos con una masa grasa alta, mientras que el índice de masa corporal (IMC) por sí solo no se asoció con un aumento de la mortalidad.

La investigación fue realizada por el doctor Xavier Leroy, del Departamento de Anestesia y Reanimación, CHU Lille, en Lille, Francia y su equipo.

Hay pruebas contradictorias sobre la existencia de la llamada paradoja de la obesidad en lo que respecta a la cirugía cardiaca, que es la teoría de que la obesidad, según la define el IMC, puede ofrecer un efecto protector al paciente y reducir su riesgo de mortalidad postoperatoria. Los autores sugieren que otros factores que se sabe que afectan a los resultados clínicos en una variedad de entornos como la composición corporal, en referencia a la masa grasa (FM) y el peso corporal magro (LBW), pueden complicar la situación y llevar a los resultados inconsistentes observados en investigación previa.

El equipo realizó un estudio retrospectivo de 3.373 pacientes que se habían sometido a cirugía cardiaca electiva con bypass cardiopulmonar desde enero de 2013 hasta diciembre de 2016. El IMC del paciente (medido según la definición de la OMS) y la composición corporal se calcularon a partir de registros clínicos y administrativos y se compararon con la mortalidad del paciente dentro de 30 días de la operación.

Se realizó un análisis adicional para investigar la asociación del IMC y la composición corporal con una estancia prolongada en la unidad de cuidados intensivos (UCI), y se define como prolongado en el cuartil más alto (pacientes en el 25%) de la duración de la estancia.

SIN RELACIÓN ENTRE EL IMC Y LA MORTALIDAD

En toda la muestra de pacientes, la mortalidad en 30 días se produjo en el 2,1% de los casos y se observaron diferencias significativas entre las categorías de IMC, FM y LBW. Sin embargo, a diferencia del IMC, se detectó que la masa grasa y el peso corporal magro estaban relacionados independientemente con la mortalidad.

El 25% de los pacientes con la masa grasa más alta (FM) tenía 4,1 veces más probabilidades de morir que el 25% con la masa grasa más baja; y el 25% de los pacientes con el peso corporal magro más bajo (músculo) tenía 2,8 veces más probabilidades de morir que el 25% de los pacientes con el peso corporal magro más alto.

No se observó relación entre el IMC y la mortalidad a los 30 días, pero los autores encontraron una asociación independiente entre el IMC y la duración de la estancia en la UCI. Los autores concluyen: "El IMC se relacionó de forma independiente con una estancia prolongada en la UCI, al igual que en las categorías de masa grasa más alta y peso corporal magro más bajo -explica el doctor Leroy-. Cuanto menor sea el LBW o mayor sea el FM y el  IMC, mayor será la duración de la estancia en cuidados intensivos".

"En general, nuestros hallazgos mostraron que, a diferencia del IMC, el menor peso corporal magro y la mayor masa grasa en los pacientes se asociaron de forma independiente con el incremento de la mortalidad después de la cirugía de derivación cardiaca", concluyen los investigadores.


Digestivo y Metabolismo