Una excelente experiencia del paciente empieza por una infraestructura de TI saludable

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informacion con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo

Octubre 2019
Una excelente experiencia del paciente empieza por una infraestructura de TI saludable
Por
Leonardo Matus. Ingeniero de Sistemas. Aruba México, una empresa de Hewlett Packard Enterprise.

Vivimos en la era digital, y los hospitales no están fuera de esto. Es innegable que han comenzado su transformación a través de la implementación de nuevas tecnologías a sus procesos de negocio.


Hoy en día, aunado al uso de tendencias como la nube, la analítica de Big Data y el Internet de las Cosas (IoT), los profesionales de la salud se apoyan en una gran variedad de dispositivos médicos que se conectan a la red, como aparatos de transfusión, detectores de enfermedades por medio del análisis de sangre, sistemas de telemetría, unidades de ultrasonido y equipos portátiles de rayos X, entre otros.

El plan que siguen centros médicos, clínicas y nosocomios se enfoca en optimizar la experiencia del paciente, haciendo lo posible para que disfruten de un ambiente más cómodo durante sus consultas e internamientos, mejorando su comunicación con el personal médico a cargo y facilitando los pendientes administrativos. En este sentido, nuevos sistemas soportan los procesos de gestión de estas instituciones: un ejemplo son los historiales médicos digitales, que evitan la duplicación de expedientes y son accesibles de forma ubicua por la red.

Ahora bien, así como las expectativas de los pacientes han evolucionado, también es justo decir que médicos, enfermeras y técnicos laboratoristas también están esperando servicios más personalizados. Por ejemplo, dado el esquema en que operan, los profesionales del ramo comúnmente forman parte de diferentes hospitales a la vez, así que para ellos es más cómodo acceder a datos médicos, administrativos o del paciente en su propio smartphone. Para ello, iniciativas de Bring Your Own Device (BYOD) son cada vez más útiles en este tipo de negocios.

Ante tal entorno, es urgente que las empresas del sector comiencen a examinar la salud de su infraestructura de TI. Las arquitecturas tradicionales, muchas de ellas basadas en ambientes heredados, han sido rebasadas ante el creciente volumen de tráfico en las redes, el alto número de dispositivos conectados y los múltiples servicios que ofrecen las aplicaciones móviles. En la actualidad, las decisiones de TI que promueven una mejor salud para la infraestructura de red se centran en contar con un WiFi rápido, seguro y confiable; una administración inteligente de políticas; cumplimiento basado en roles de usuario, y compromiso con la movilidad.

Y es que, si bien las infraestructuras de TI actuales pueden dar acceso a la red a cualquier persona, el verdadero desafío está en lograr que dicha red esté siempre activa para garantizar que los profesionales de la salud, pacientes y visitantes puedan ejecutar flujos de trabajo de autoservicio; que lo hagan con los niveles más altos de seguridad, privacidad y protección de datos, y que dicha infraestructura les permita habilitar las innovaciones más disruptivas para brindar a su personal y clientes una óptima experiencia en el servicio.

Esto implica que el entorno de TI requiere ser capaz de soportar eficientemente y con total seguridad no sólo el BYOD arriba mencionado, sino también otras innovaciones como Voz sobre WiFi, telemetría, monitores portátiles de pacientes, telemedicina e incluso RFID para la gestión de carros de diagnóstico, sillas de ruedas y otros artículos, todas las cuales dependen en gran parte de una infraestructura de red y de TI adecuada y saludable.

Según nuestro estudio 'Healthcare will become digitized by 2030 to keep services alive, experts predict', el 64% de los centros médicos a nivel mundial han comenzado a conectar monitores de pacientes a sus redes, y 41% lo hacen con dispositivos de imagenología o Rayos X. Estas medidas son el primer paso para estrategias de IoT, con potencialmente millones de dispositivos médicos interconectados compartiendo información para una mejor atención a los pacientes. La mala noticia es que un altísimo 89% de los hospitales que han adoptado ya el IoT como tal, han sufrido violaciones de datos relacionadas con esta estrategia.

De acuerdo con dicho reporte, viene mucho más en el panorama del sector hospitalario, de cara al 2030: la previsión es que tendencias como el hospital automatizado, repositorios de datos digitales, autodiagnóstico del paciente, el doble de tiempo libre para los profesionales de la salud y, finalmente, la aceptación del uso de inteligencia artificial (AI) por parte de los pacientes, en el sentido de que serán diagnosticados por máquinas. De ahí que es de alta criticidad contar con una infraestructura que permita mantener visibilidad total de los dispositivos conectados a la red, proveer la seguridad que estos negocios requieren actualmente y ser la base de las innovaciones por venir.