La transformación digital del sector salud requiere de Inteligencia Artificial (IA) y Blockchain

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informacion con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo

Mayo 2019
La transformación digital del sector salud requiere de Inteligencia Artificial (IA) y Blockchain
Por
Ronald Párraga. General Manager. Close-Up International.

Para que los pacientes puedan recibir de forma directa los beneficios que ofrecen los avances tecnológicos, es absolutamente relevante tener presente que los profesionales de la salud son el eje central de la transformación digital del sector.


Sobre los médicos y los equipos de apoyo sanitario hay una gran cantidad de trabajo crítico, el cual, por su importancia e inmediatez requiere de agilidad y de la mayor precisión posible para tomar decisiones oportunas.

Ya no queda espacio para barreras ideológicas y tampoco para las zonas de confort, estamos en presencia de una nueva revolución industrial, 'La Digital', donde la colaboración publico privado es el medio para hacer posible que la atención al paciente se amplíe en cuanto a eficiencia y eficacia aprovechando la proyección que da la innovación.

Utilizar Inteligencia Artificial (IA) en el sistema sanitario para integrar a los hospitales y centros de salud, aporta significativamente beneficios para la población. Esta tecnología puede contribuir en el análisis de los datos de cada paciente para contrastar el diagnóstico, identificar patrones sobre el uso de los tratamientos, estudiar con gran velocidad una amplia base de datos para conocer el comportamiento de las enfermedades crónicas por perfiles de pacientes, desarrollar el concepto de la medicina personalizada, con IA también se puede visualizar las tendencias en la propagación de virus con indicadores predictivos, son estos algunos ejemplos de los beneficios que se pueden obtener con el uso de IA en el sector salud. 

¿Cómo se integra la industria farmacéutica en este punto? Combinando la información relacionada con el uso de los medicamentos y su efectividad en perfiles de pacientes, con respecto a las guías de práctica clínica. 

Vamos mas allá, siendo los puntos antes citados claramente accionables en el corto plazo, debemos pensar en un objetivo más ambicioso que se podrá alcanzar a través de la transformación digital del sector salud y consiste en la integración de todos los elementos que hacen posible el estado del bienestar y, esto pasa por unir el mundo offline con el online, donde las personas, los wearables, Internet de las cosas (IoT), Chatbots, Deep Learning y la Biometría de voz, están interactuando diariamente produciendo un volumen gigantesco de datos con los que se puede obtener insights para promover el interés individual de las personas en actividades de autocuidado y prevención sanitaria, lo que optimizaría los presupuestos en salud, facilitaría la conciliación familiar y propiciaría la reducción de las jornadas laborales permitiendo incrementar el número de trabajadores en el sistema sanitario.

La implementación de Blockchain (base de datos distribuida con cifrados para proteger la seguridad y privacidad de las transacciones), ofrece una base sólida para la gestión de la información en el sistema sanitario haciendo viable la colaboración publico privado de forma integrada. Esta tecnología aporta garantías para la estabilidad y transparencia en las siguientes áreas:

• Interoperabilidad nacional e internacional.
• Integridad y procedencia de la cadena de suministro de medicamentos.
• Gestión de facturación y reclamaciones.
• Investigación y desarrollo de nuevos tratamientos.
• IoT para los servicios de salud.

La telemedicina y la salud móvil (mHealth), son las nuevas puertas de entrada a este entorno digital del sistema sanitario, tanto para los pacientes sanos como aquellos que padecen alguna enfermedad, quienes reciben atención médica a través de dispositivos de comunicaciones móviles, acercando al medico con su paciente y también porque no, recompensar a las personas que cuidan de su salud.