En el mundo de las ideas, el físico (y el digital) importa

Con el fin de ofrecerte un mejor servicio, PMFARMA utiliza cookies. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas.  Acepto

Ver por categoría:
Enviar a un amigo
Diciembre 2017
En el mundo de las ideas, el físico (y el digital) importa
Por
Nasser Hanano. Jefe de Estudio. RedBird.

¿Qué es más importante, la idea o su ejecución? ¿Puede una idea alcanzar el éxito solo con ser buena? ¿Podemos limitarnos a idear, sin plantearnos su ejecución posterior?


En Redbird, creemos que una idea es tan importante como lo es su ejecución, y que no solo van de la mano, sino que el equilibrio entre ambas es imprescindible para llevar un proyecto a buen puerto.

Una gran idea con una pésima ejecución muy probablemente estará abocada al fracaso, mientras que una idea mediocre puede verse adornada y mejorada por una ejecución impecable que la lleve a alcanzar el éxito, lo que nos debería hacer plantearnos a qué cotas habría llegado ese trabajo de estar apoyado en una buena idea. Son dos extremos para recrear un ejemplo práctico, el cual no queda lejos de la realidad cuando aplicamos cifras y costes.

Derek Sivers, empresario y orador frecuente en conferencias TED, presenta una tabla que ayuda a estimar el valor económico de las ideas multiplicando ambos factores: EJECUCIÓN Y CALIDAD.

Y hablamos de la idea y de la ejecución, en lo que a cifras se refiere, ya que es la forma más gráfica de cuantificar el trabajo, dedicación y emprendimiento que dedicamos a nuestros proyectos.

Por tanto, tenemos que entender que una idea es el origen de un concepto, pero será la ejecución la que marcará la diferencia.
Actualmente, en el sector health, la ejecución de la idea debe ser visible, escalable y adaptable a múltiples canales -online, offline, mobile- para asegurar un acceso fácil y rápido de los productos adaptados a cada usuario.

Estos usuarios son nuestros clientes, entendidos no solo como la compañía farmacéutica, sino los clientes finales de la misma, es decir, pacientes, profesionales sanitarios, pagadores. Todos ellos forman un sistema holístico al cual debemos llegar de forma efectiva y adaptada a cada una de sus necesidades, adaptando además el mensaje a las peculiaridades del canal por el que vamos a impactarles.

Un buen ejemplo que aúna los dos conceptos, idea y ejecución, es la experiencia de usuario (UX). La también conocida como usabilidad, ha ido entrando poco a poco en nuestra vida cotidiana, de tal manera que no hemos sido conscientes de la facilidad con la que determinados medios digitales hacen de nuestro acceso a los servicios algo completamente intuitivo y rápido, y al final imprescindible. Por ello, esta experiencia de usuario ha cobrado gran relevancia a la hora de ejecutar nuestras ideas de forma eficiente.

Al igual que la concepción del UX, en la ejecución de cualquier idea la pregunta que habremos de respondernos no es “¿cómo”?, sino “¿por qué?”. Esta pregunta conlleva tantas respuestas como soluciones, que se ajustan más o menos en virtud de las necesidades y exigencias del usuario, por lo que juegan un papel fundamental la creatividad y la empatía hacia este.

Otra cuestión que debemos contemplar, es que la ejecución es el elemento diferenciador de la idea. Es decir, una misma idea puede cambiar su sentido por completo, con una ejecución que nos quiera llevar a otro objetivo.

Cuando una idea relacionada con un producto o un modelo de negocio es ejecutada siguiendo un proceso creativo estudiado y meditado, puede dar un nuevo significado al resultado del elemento final. Al igual que muchas ideas no son originales o únicas, eso no quiere decir que su ejecución no haga de ellas las mejores a un nivel mundial.

Por ejemplo, Facebook no fue ni de lejos la primera red social, solo tenemos que acordarnos de MySpace. ¿Qué ha sido lo que ha hecho que Facebook se encuentre en el Top 10 de las empresas más grandes del mundo? La respuesta se podría resumir en: grandes ideas y una ejecución impecable, así como una constante adaptación a las necesidades del público. Con este ejemplo ponemos de manifiesto cómo una misma idea puede desarrollarse de varias formas, llevando una al éxito y la otra a su desaparición.

Ideas y ejecución siempre tendrán partidarios de un lado o de otro, pero debemos ser conscientes de que una no puede desarrollarse sin la otra, en un proceso donde ambas se complementen.

Por ello, nuestra filosofía en RedBird nos impulsa a hacer únicas las ideas de nuestros clientes, aportar un valor añadido a cada proyecto y crear una experiencia comunicativa y efectiva.

Deja tu comentario

Nombre
Email

Enviarme un email cuando alguien conteste a este tema.
Por favor, indica un email válido. Si no deseas recibir una alerta por email cuando alguien conteste a este tema desactiva la casilla superior.
Comentario:
Has introducido muy poco texto.

 Cambiar código
Introduce el código antispam que ves a la izquierda.
Código:
Introduce el código antispam que ves a la izquierda.




PMFARMA se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere fuera de tema, ofensivos o que atenten contra la integridad de personas físicas o jurídicas. PMFARMA no hace ningún uso de los datos facilitados en este formulario más que prestar el servicio de notificación de alerta.